domingo, 15 de abril de 2018

LAS SABIAS ENSEÑANZAS DEL CENTAURO QUIRÓN, MAESTRO DE REYES Y HÉROES (MITO)

Aquiles educado por el centauro Quirón.
Jean Baptiste Regnault
Quirón, el sabio centauro, crece sin madre, protegido solo por Saturno, su divino padre. Vive en los bosques y los animales y admirando el brillo de las estrellas. 
Saturno despierta en su hijo una hermosa curiosidad: ¿cuántas estrellas existen? y ¿por qué brillan tanto y se apagan de repente? 

Para esas preguntas no ha de encontrar una respuesta exacta. Ni él ni los que vivirán después.

El simple acto de indagar tanto provocó en su alma que la de todos los que vivían en su época. Saturno se siente orgulloso de su hijo. Quirón recibe a hijos de príncipes y reyes de varios países para educarlos. Así Céfalo, Esculapio, Peleo, Telémaco, Meleagro, Teseo, Odiseo, los gemelos Castor y Pólux, Eneas y Jasón aprenden con él medicina, astrología, astronomía y se esclarecen sobre las cosas y las criaturas. Quirón les revela además la belleza de la imaginación poética.

Un día, el centauro construye ante sus discípulos, un instrumento para medir el tiempo: el astrolabio, que habría de guiar a los Argonautas en la búsqueda del codiciado Vellocino de Oro.
Fue también Quirón quien salvó a Peleo, hijo del rey de Egina. El joven necesitaba refugiarse porque había causado la muerte de su hermano Foco. Se escondió entonces en la corte del rey Acasto. Pero la mujer de Acasto se enamoró de Peleo. Rechazada por el joven, decidió calumniarlo ante su marido. Acasto decidió la muerte de Peleo, costara lo que costara. Lo atrajo cruelmente al monte Pelión, sabiendo que allí moraban temibles centauros que lo aniquilarían tan pronto lo hallaran.

Quirón vivía en las cercanías. Al encontrar al desamparado Peleo, lo ayudó a salir de la difícil situación y lo prohijó. 

Existía un cuchillo mágico escondido en la tierra. Tal arma podía matar a cualquier enemigo. Pero solamente Quirón sabía el escondrijo. Este cuenta entonces el secreto a Peleo, quien apoderándose del cuchillo, puede finalmente enfrentar y vencer a los otros centauros del monte Pelión. En agradecimiento, Peleo confiará luego su hijo Aquiles a Quirón.

                                                                                             
(Versión Enciclopedia Mitología Salvat)

No hay comentarios:

Publicar un comentario