martes, 3 de abril de 2018

ARTEMISA

SINOPSIS

Diana cazadora (Diana de Versalles 325. a.C.)
Museo Louvre. Paris
Una de las doce divinidades del Olimpo. Según la tradición es hija de Zeus y Leto, y hermana gemela de Apolo. Junto a su hermano nacieron en la isla de Delos, pero ella eligió vivir en la Arcadia. En esta región silvestre y montañosa se entregaba a su mayor pasión: la caza. Su séquito estaba formado por sesenta Oceánidas y veinte ninfas. Era caracterizada como una diosa de carácter fuerte y vengativa, preocupada siempre por preservar su castidad, uno de sus mayores atributos. Como cazadora siempre estaba dispuesta a lanzar sus flechas en contra de todos aquellos que la insultaban a ella o a su madre. Una muestra de esto se observó cuando junto con su hermano Apolo, exterminaron a los hijos de Niobe, que se jactaba de tener mayor prole que Leto. Asimismo, participó del combate contra los Gigantes y con ayuda de Heracles mató a uno de ellos. Durante el ciclo troyano, apoyo a las tropas troyanas y salvó a Ifigenia, hija del jefe griego Agamenón, justo en el momento en que iba a ser inmolada. Los mayores castigos de Artemisa, sin embargo, estaban reservados a aquellos que osaran atentar contra su virginidad. Por ejemplo, cuando el cazador Orión intento seducirla, esta le envió un escorpión que lo picó mortalmente. En otra ocasión convirtió en ciervo al cazador Acteón que terminó siendo devorado por sus perros. Según una versión, además, metamorfoseó en osa a Calisto por dejarse seducir por Zeus. En la ciudad de Táurida, Artemisa aparece como una diosa cruel, a quien se le sacrificaban extranjeros. Bajo esta forma, era representada en un carro arrastrado por dos toros, con una antorcha en la mano y una luna en cuarto creciente sobre la cabeza. El más famoso de sus santuarios se encontraba en la ciudad de Efeso, donde, a diferencia del resto de ciudades, se le consideraba como diosa de la fertilidad; con sus múltiples senos nutría a los hombres y a la tierra. No obstante, la mayoría de veces su imagen es la de una mujer joven que vive en el campo acompañada de su ciervo y que se dedica a la caza. Los romanos la conocieron con el nombre de Diana.

ORIGEN


Diana, la cazadora (1560-1570)
Escuela de Fontanableu. Museo de Louvr
e

La diosa Artemisa tiene un origen controvertido. Según algunas versiones, derivaría de una primitiva diosa de la época arcaica, a quien Homero denomina Potnia Theron ("la señora de los animales salvajes"). En nombre de la diosa se inspiró probablemente en Artemisa de Efeso, aunque cabe resaltar que el carácter de esta diosa es totalmente diferente al de la Artemisa griega. Por un lado, la diosa de Efeso era representada con una ceñida falda repleta de pequeños torsos de animales y en su pecho se observaba un racimo de senos, símbolo de fecundidad. Es probable que a esta divinidad la conocieran los helenos cuando llegaron a Grecia, Creta y Asia Menor. No obstante, el culto con que era venerada por los antiguos egeos e hititas -polígamos y poliándricos, ricos en emblemas sexuales, ritos agrícolas y diosas de la fertilidad- se contraponía con la organización socio-cultural de los griegos, monógamos y patriarcales. Cuando se dio el contacto entre ambos sistemas sociales, parece haber tenido preponderancia el de los helenos y la diosa, que poseía como característica esencial la fertilidad, terminó por asimilarse como una diosa virgen, una virgen cazadora. 



EPÍTETOS
Artemisa. Anton Raphael Mengs

Homero se refiere a ella como Artemis Agrotera, como diosa protectora de los cazadores.

No obstante, el principal atributo de la diosa es Potnia Theron ("la diosa de los animales") que es un término que haría referencia a una antigua divinidad asociada a la caza y el cuidado de los animales.


Otro culto bastante conocido fue el de Artemisa Braurón en el que niñas de cinco a diez años participaban, las cuales estaban disfrazadas de osas, hecho por el cual se les llamó arktoi (osas).


En Delos, se le denominaba Locheia como protectora de las madres y parturientas. En esta región, también se le llamaba Cintia (del monte Kyntos en Delos) y Delia (natural de Delos).


Otro epíteto que poseía es el de Eypraxia que significa protectora de nacimientos.

A veces, se le identificaba como Febe, equivalente femenino de su hernano Febo (Apolo):


ADEMÁS.
Diana cazadora.
Gastón Casimir
Saint Pierre.
  • La caracterización que nos ha llegado de Artemisa -como hija de Zeus y Leto, hermana melliza de Apolo- corresponde recién al periodo clásico (siglo V. a.C.)
  • En algunas representaciones Artemisa porta una luna o una corona lunar en la frente
  • El carro de Artemisa estaba hecho de oro y era tirado por cuatro ciervos de cornamenta dorada.
  • Pese a que su culto logró diferenciarse, Artemisa algunas veces se le confunde o asocia con Ilitia (diosa de los partos) o Selene (diosa griega de la Luna).
  • Se considera que Artemisa nació antes que su hermano, Apolo, y que incluso ayudo a su madre a dar luz a este.
  • Se cuenta que a los tres años, Artemisa pidió a su padre, mientras estaba sentada en sus rodillas, que le concediese siete deseos: permanecer siempre virgen; tener multitud de nombres para diferenciarse de Apolo; ser la Phaesporiao ‘Dadora de Luz’; tener un arco y flechas, y una túnica hasta las rodillas para poder cazar; tener sesenta «hijas de Océano», todas de nueve años, para su coro; y veinte ninfascomo doncellas para cuidar de sus canes y su arco cuando descansase. No pidió que se le dedicase ciudad alguna sino gobernar sobre las montañas, y también el poder de ayudar a las mujeres en los dolores del parto.
    Diana cazadora.
    Guillaume Seignac
  • Es probable que el nombre de Artemisa derive del término ilirio artos que significa "oso". Un relato narra que un oso solía visitar la ciudad de Braurón. Al verlo llegar, como se le veía apacible, la gente solía darle de comer hasta que un día perdió el control y este mató a una niña. El hermano de esta, al enterarse de lo sucedido, le dio muerte al animal. La narración finaliza con Artemisa enfurecida por la muerte del animal y su pedido de que todas las niñas del lugar debían trabajar en su templo como osas, a manera de expiar el fallecimiento del animal.
  • Artemisa obtuvo su arco y sus flechas por primera vez de los Cíclopes, tras haberlos pedido a su padre. 
  • El arco de Artemisa también se convirtió en testigo del juramento de virginidad de Calisto. En el culto posterior, el arco se convirtió en símbolo de la luna creciente.
  • El ciervo, el ciprés, el arco y las flechas plateadas así como la Luna le estaban consagrados a Artemisa.
  • A esta diosa se le atribuían las muertes súbitas, sobre todo, las ocurridas durante los partos. 
  • Diana cazadora. Pedro Pablo RubenS
  • Existe un vínculo entre Artemisa y la abeja. Es más, una divinidad-abeja de tiempos remotos pudo en algún momento asociarse a Artemisa.
  • Según una versión, Artemisa fue quien mandó el  jabalí que mató a Adonis, debido a que este se habría jactado de ser mejor cazador que ella.
  • Son diversas las versiones que se narran sobre la relación entre Artemisa y Orión; no obstante, la mayoría tienen en común la muerte del cazador, producto de la picadura de un escorpión.
  • Calisto era una de las jóvenes que estaba al servicio de Artemisa y, por ende, había hecho un voto de castidad. No obstante, debido a que fue seducida por Zeus -o Apolo- no pudo cumplirlo. En castigo fue trasformada en una osa. Al morir fue transformada por Zeus en la Osa Mayor.
  • Los Alóadas eran un par de gigantes -Oto y Efialtes-, hijos de Poseidón, que intentaron capturar el Olimpo. Estos lograron secuestrar a Ares y le mantuvieron preso en una vasija de bronce encadenado durante trece meses. ​ El dios de la guerra solo fue liberado cuando Artemisa se ofreció a acostarse con Oto, lo que hizo que Efialtes sintiera envidia y pelearan. La diosa se transformó en cierva y huyó saltando entre ellos. Los Alóadas, que no querían dejarla escapar, arrojaron las lanzas y así cada uno mató al otro.
    Artemisa de Efeso.
    Siglo II d.C.
    Templo de Efeso.
  • Durante la Guerra de Troya, Artemisa castigó a Agamenón debido a que este había matado a un ciervo sagrado en la arboleda sagrada y porque alardeaba ser mejor cazador que la diosa. Artemisa entonces calmó los vientos e impidió que las tropas aqueas pudieran navegar. Solo el sacrificio de la hija de Agamenón, Ifigenia, logró apaciguar a la diosa -en la versión más conocida este sacrificio no llega a concretarse e Ifigenia es rescatada y convertida en sacerdotisa de la diosa lunar.
  • Una de las pléyades, Taigete, era perseguida por Zeus. Para evitar que este la alcance le rezó a Artemisa. La diosa entonces transformó a la pléyade en una cierva, pero Zeus, igual la violó cuando esta se encontraba inconsciente. De la unión de ambos nacería Lacedemón, el mítico fundador de Esparta.
  • El Templo de Artemisa en Efeso, considerada como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, está curiosamente dedicado a Artemisa, pero de Efeso -la de muchos pechos- que es diferente a la representación clásica que se tiene del personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario