jueves, 12 de abril de 2018

DIDO


SINOPSIS

La muerte de Dido. Agustín Cayot
Primitivamente venerada bajo el nombre de Elisa, era hija de Belo o Muto, rey de Tiro, y hermana de Pigamlión y Ana. A instancias de su hermano Pigmalión, desposó a Siqueo o Sicarbas, sacerdote de Heracles, quien poseía un gran tesoro. Cuando murió su padre, Pigmalión lo sucedió en el trono. Queriendo apoderarse de las riquezas de Siqueo, lo asesinó. Advertida por el marido, en sueños, de que también sería víctima del hermano, Dido decidió abandonar Tiro. Armó algunos navíos, los cargó con los tesoros de Siqueo y huyó en compañía de algunos jóvenes descontentos. Según otra versión, Dido es quien engaña a Pigmalión al decirle que el tesoro de Siqueo se encontraba bajo el altar del templo. Su hermano, confiado de esta información, mata al esposo de su hermana. Grande es su sorpresa al constatar que no hay nada bajo el altar y que su hermana Dido, en compañía de Ana y algunos sirvientes han huido con el tesoro de Siqueo. Posteriormente, al hacer escala en Chipre, mandó raptar algunas jóvenes para sus hombres. A continuación fue a África, donde los nativos la recibieron hospitalariamente. Le ofrecieron para establecerse el área que pudiese cubrir el cuerpo de un buey. Dido cortó un cuero de tiras finísimas, consiguiendo delimitar una vasta porción de tierra. Allí fundo Cártago, cuyo rápido progreso despertó la envidia de Jarbas, rey de Getulia. Este pidió a Dido en casamiento, amenazando con atacar la ciudad si rehusaba. Dido, intimidada, solicitó al soberano que esperara tres meses; durante este periodo -pretextó- ofrecería sacrificios al esposo muerto para que consintiese en el nuevo matrimonio. Expirado el plazo, la reina se inmoló en la llamas de una pira. La gente de Cártago desde entonces la veneró como a una divinidad. En la versión que cuenta Virgilio en La Eneida, Dido se habría enamorado de Eneas luego del desembarco de este en Cártago. El héroe troyano imposibilitado de quedarse con la reina cartaginense debido a la misión que tenía encomendada -fundar una nueva ciudad para los suyos- huyó. Este hecho habría producido una enorme amargura y desesperación en Dido, lo que terminó por llevarla al suicidio.

Eneas contándole a Dido las desgracias de Troya (1815)
 Pierre Narcisse Guérin

ADEMÁS:
La muerte de Dido
Pedro Pablo Rubens
  • La rivalidad entre Roma y Cártago, evidente sobre todo en las Guerras Púnicas, estaría representada en las figuras de Eneas y Dido, respectivamente.
  • El problema geométrico de encerrar la mayor cantidad de terreno con un perímetro dado lo resolvió Dido al momento de fundar Cártago: con unas tiras delgadas hechas de piel de buey encerró dentro de un semicírculo -que daba hacia el mar- la mayor porción de tierra. 
  • Según la versión de la Eneida, es Cupido, quien a solicitud de su madre Venus, hace que surja el sentimiento amoroso de Dido hacia Eneas. Para lograr su cometido y poder clavar la flecha en el pecho de la reina, el dios del amor tomó la forma de Ascanio, hijo de Eneas.
  • Al parecer, el personaje de Dido sí habría existido (alrededor del siglo IX a. C.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario