sábado, 24 de septiembre de 2011

¿POR QUÉ NUESTRA GALAXIA SE LLAMA VÍA LACTEA?


Hera dando de mamar a Heracles.
Lecito.Ca.360 a.C.
Esta es una pregunta bastante sencilla de contestar…  Los griegos no solo supieron de la existencia de algunos planetas como Mercurio, Venus o Marte sino que entre otras cosas también supieron de la Vía Láctea. A pesar del nombre de reminiscencias vacunas, el término  Vía Láctea (“camino de leche”) tiene su origen en un mito asociado a la diosa Hera y a Heracles (Hércules), el héroe griego, hijo de Zeus y Alcmena. Es conocida la aversión de Hera por Heracles; por ejemplo, se sabe que cuando nació el héroe, ella le envió dos serpientes para que lo matasen. El bebe, poseedor de la fuerza de Zeus, no obstante, las estranguló. Ahora, para que Heracles fuese inmortal, él debía beber la sangre de Hera. Cumplir con este requisito indispensable, sin embargo, no iba a ser fácil por la enemistad que la diosa le tenía. Con respecto a cómo llegó Heracles a beber la leche existen dos versiones: una de ellas cuenta, que Hermes, el mensajero de los dioses, llevó al niño donde Hera, mientras esta dormía, y lo puso en su seno para que bebiera la leche. Hera despertó de manera repentina y al ver a Heracles bebiendo de su pecho lo retiró bruscamente. La leche siguió manando del seno y esta dio origen a la Vía Láctea.
El nacimiento de la Vía Láctea. por Pedro Pablo Rubens.
En la otra versión, se cuenta que cierto día se encontraban paseando por el campo Atenea y Hera. De repente observaron a un hermoso bebe descansando entre la hierba. Al verlo desamparado, Atenea convenció a Hera para que lo amamantase. Esta accedió, pero pronto el bebé mordió con tal fuerza el pezón de la diosa que esta lo retiró. La leche del seno de Hera siguió fluyendo hasta formar la Vía Láctea. En ambos casos, como vemos es la leche que manó del seno de Hera la que le dio forma a nuestra galaxia. En todo caso, ya sabemos cuál es el origen del nombre de la Vía Láctea. Espero les haya sido de utilidad…

El origen de la Vía Láctea (1575) Tintoretto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada